Estimulación Magnética Transcraneal

Una solución al alcance de tu mano

Ante ti tienes la posibilidad de fortalecer tus habilidades, dejar atrás el dolor o el sufrimiento que causan algunas enfermedades a nivel neurológico, así como decir adiós a medicamentos y sus efectos en tu vida, y también en tu bolsillo.

Tierra a la Vista cuenta con equipo de última generación para sesiones de estimulación magnética transcraneal (EMT).

Si todavía no sabes lo que es, aquí te lo contamos, de forma sencilla y entendible:

La estimulación magnética transcraneal (EMT) se empezó a usar a mediados de la década de 1980.

¿Qué es?

La estimulación magnética transcraneal (EMT) es una terapia no invasiva que utiliza campos magnéticos para estimular el cerebro de manera segura y precisa. Es un tratamiento que puede ser utilizado en diversas condiciones neuropsiquiátricas, tanto en adultos como en niñez y adolescencia.

La EMT ha sido ampliamente estudiada y ha demostrado ser efectiva en muchos casos. Como en cualquier tratamiento médico, es esencial contar con una evaluación adecuada y un seguimiento profesional para determinar si es la opción adecuada para cada persona y en Tierra a la Vista llevamos a cabo ese protocolo, dándote la seguridad y certeza de que puedes recibir este tratamiento.

Imagina que estás en un supermercado y tienes acceso a todos los pasillos y a todos los productos que deseas, así como los que necesitas para vivir, productos como alegría, autocontrol, perspectiva, paciencia, conciencia y autoconciencia. Ese es un estado de salud neuronal y mental plena.

Ahora, imagínate que dejas de frecuentar los pasillos donde accedes a cosas que te dan equilibrio y bienestar… y de pronto, aunque lo desees e intentes, esos pasillos están bloqueados, simplemente no puedes acceder. Y solo puedes llegar a aquellos donde los productos en percha son estrés, irritabilidad, tristeza, falta de voluntad.

La Estimulación Magnética Transcraneal trabaja de tal manera que derriba los bloqueos de todos los pasillos y te permite volver a acceder a todo lo que te hace ser feliz y sentirte capaz de comerte el mundo.

En otras palabras, un poco más técnicas, lo que la EMT hace es activar neuronas y circuitos cerebrales que dejaron de moverse y se quedaron, digamos, calmados cuando deberían estar activos. Y, por otro lado, hacen que otras neuronas y circuitos se calmen porque su estado es más relajado, pero se desfasaron y están activos, logrando regular de forma adecuada aquello que se desequilibró por causas como depresión, ansiedad, autismo y más desórdenes neuropsicológicos.

La estimulación magnética transcraneal (EMT) se empezó a usar a mediados de la década de 1980.

¿Cómo es el procedimiento?

El procedimiento se realiza colocando una bobina magnética en el cuero cabelludo, como una gorra pero con estimuladores, estos se emiten pulsos magnéticos de baja intensidad hacia áreas específicas en tu cerebro, que a su vez activan o modulan las células nerviosas en las regiones involucradas, dependiendo el diagnóstico. Esto mejora su funcionamiento y alivia síntomas asociados a diferentes trastornos.

Una sesión puede durar entre 20 a 45 minutos, dependiendo de cada paciente. En ese tiempo, te sientas y relajas, puedes o no estar activo leyendo o usando un celular o tablet para distraerte, sin necesidad de hacer nada, porque todo se encarga el estimulador, con el acompañamiento y presencia de nuestro Equipo. Acabada la sesión de estimulación, recibes herramientas y entrenamiento por medio de terapia psicológica, que fortalecen tu proceso y tu regreso a una vida de bienestar y equilibrio.

Contarte finalmente que un tratamiento, por estándar científico, es de veinte (20) sesiones, para garantizar efectividad.

Lo mejor de la EMT es que es completamente segura y no invasiva. No requiere cirugía o sedación, y no causa dolor alguno.

El tratamiento mínimo de EMT consta de veinte sesiones

Beneficios en adultos

La estimulación magnética transcraneal (EMT) ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de diversas dolencias neuropsiquiátricas en adultos. Entre las condiciones más comunes se encuentran:

    • Depresión mayor
    • Trastornos de ansiedad
    • Migrañas crónicas
    • Dolor crónico
    • Trastorno bipolar
    • Trastornos alimentarios
    • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
    • Adicciones
    • Enfermedad de Parkinson

Hay efectos secundarios pero son pocos, leves, y nada comunes. Además, desaparecen poco después de cada sesión

Beneficios en niñez y adolescencia

De igual manera, la estimulación magnética transcraneal (EMT) ha probado ser una alternativa efectiva en el tratamiento y atención de niños, niñas y adolescentes con las siguientes condiciones:

    • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
    • Trastornos de ansiedad
    • Trastornos del ánimo
    • Trastornos del aprendizaje
    • Trastorno por estrés postraumático (TEPT)
    • Migrañas y cefaleas crónicas
    • Trastornos del comportamiento alimentario
    • Trastornos del lenguaje

En Tierra a la Vista tenemos un protocolo de atención con EMT, diseñado para cada paciente

Datos que te ayudarán a decidir

    • ​​Efectividad clínica: La estimulación magnética transcraneal (EMT) ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de diversas condiciones neuropsiquiátricas, como la depresión resistente al tratamiento, trastornos de ansiedad, esquizofrenia y migrañas.
    • No invasiva y segura: La EMT es un procedimiento no invasivo y seguro que no requiere cirugía ni sedación. Los pacientes pueden recibir el tratamiento de manera ambulatoria y reanudar sus actividades normales después de la sesión.
    • Mínimos efectos secundarios: En general, la EMT tiene pocos efectos secundarios, que suelen ser leves y temporales, como dolor de cabeza o irritación en el lugar de estimulación.
    • Potencial para mejorar la función cognitiva: La EMT también ha mostrado resultados prometedores en el mejoramiento de la función cognitiva, incluyendo la memoria, la atención y la toma de decisiones.
    • Mejora en trastornos psiquiátricos: Se ha observado una mejora significativa en trastornos como la depresión, trastornos de ansiedad y trastornos del espectro autista, lo que puede beneficiar la calidad de vida de los niños y adolescentes.
    •  Desarrollo cognitivo y habilidades sociales: La EMT ha mostrado potencial para mejorar la función cognitiva y habilidades sociales en niños y adolescentes, contribuyendo a su desarrollo integral.